CHEMTRAILS

En estos momentos delicados los que se encuentra ésta nuestra sociedad, nos vemos arrastrados por todo lo que aconteciendo a nuestro alrededor nos afecta directamente, obviando todo aquello que nos afecta de forma indirecta. Esto implica que en estos momentos no somos capaces de desviar la mirada de nuestros dispositivos electrónicos y menos aun mirar al cielo.

Si nos fijamos en lo que esta sucediendo sobre nuestras cabezas llegaremos a la conclusión de que es bastante grave, e incluso preocupante, en estos momentos si alzamos la vista al cielo podemos comprobar que las aeronaves que hay en circulación están dibujando una especie de estela de gas en el cielo.

Estas estelas son los conocidos chemtrails, raíles de gas arrojados sobre la civilización por entes desconocidos, con intereses de control humano o militares.

Los intereses desde el control humano; eclipsar el sol e impedir que la luz llegue a las personas les afecta de forma psicológica, bajando los ánimos de estas y causando un estado de pasividad y conformismo. Lo que tiene como resultado una población totalmente manipulable, a la que se le puede expoliar y exprimir para beneficio económico de los gobiernos o superiores.

Los intereses desde  la parte militar, el manipular el clima al  antojo de ser humano puede ser un arma letal para aquellos que sufran sus consecuencias. Como ejemplo, podemos decir, que si en un territorio se da un temporal de nevadas durante un periodo de seis meses, ese territorio acaba despoblado o en situación muy  dificultosa para la vida. El gobierno capaz de lograr este objetivo tendrá la llave de poder, por encima de las armas nucleares ya que estas últimas pueden ser derribadas antes de alcanzar sus objetivos, en cambio el clima a día de hoy no puede ser combatido.

A pesar de la incredulidad del algunas personas, se ha demostrado que los aviones montan sistemas de rociado y fumigado, mas allá de las fotografías que andan circulando por la red de las cuales se dice que son depósitos para realizar pruebas de carga, se han registrado vídeos de aviones durante el aterrizaje en los cuales la tripulación ha olvidado desconectar los rociadores  dejando una estela de liquido a escasos metros de suelo.

La teoría de las condensaciones, algunos excéntricos se atreven a afirmar que las estelas se componen de agua, pero dado que esa teoría carece de base física, es decir el personal que defiende esta teoría se basa en que son condensaciones de agua, pero la condensación es la transformación de vapor a liquido lo cual no es posible que se mantenga durante horas en la atmósfera.

La teoría de vapor de agua, dado que el los motores a reacción se producen combustiones que desprenden una elevada cantidad de calorías, esta teoría se basa en que a humedad que existe en la atmósfera es calentada pasando de estado liquido a vapor, pero para generar tal cantidad de vapor serían necesarios bastantes miles de litros de liquido, y aun así al encontrarse en un entorno de bajas temperaturas, condensaría convirtiéndose en gotas de lluvia y precipitándose sobre la tierra.

La teoría de micro partículas de hielo, una vez probada la carencia de sentido y desmontadas las dos teorías anteriores, aparece la teoría de las partículas de hielo, es decir las altas temperaturas de los motores calientan las partículas de agua presentes humedad existente en la atmósfera, estas debido al frío se congelan de forma regresiva convirtiéndose en partículas de hielo en suspensión, volvemos a preguntarnos de donde se puede extraer tal cantidad de agua para la generación de esta cantidad de “microcongelaciones” visibles a cientos de kilometros.